Una estrategia de marca es su marca a largo plazo, que ayuda a identificar que tipo de imagen desea para sus clientes.

Significa pensar que tipo de sentimientos y expectativas desea que su audiencia asocie con su empresa. Su marca no es su producto, su logotipo, su sitio web o su nombre… es lo que se siente intangible, la culminación de todos los sentimientos y pensamientos que se reúnen en la mente del cliente cuando piensa en su negocio.

Proposito

El propósito de su marca es más que una promesa, es lo que lo separa de la competencia. Es su razón de existir. ¿Cuál es el propósito detrás de lo que haces?.
La promesa de la marca es el mensaje que habla a su público objetivo. Les dice qué esperar de la compra de su producto o servicio.

Consistencia

Asegurarse de que todos sus mensajes, desde anuncios hasta publicaciones en redes sociales, se alineen con su marca. Evitar hablar de cosas que no se relacionan con o mejoran su marca. No significa que todo deba verse exactamente igual o seguir la misma plantilla, sino que sus mensajes provocan las mismas emociones de su audiencia. La consistencia contribuye al reconocimiento de la marca, lo que alimenta la lealtad del cliente

Emoción

La marca invoca al lado emocional de un consumidor más que al lado racional. Los atributos son racionales, pero cuando piensa en cómo se siente acerca de una marca en general, todo es emoción. ¿Qué quiere que sea esa respuesta emocional?. Encuentre una manera de conectarse con sus clientes en un nivel más profundo y emocional.

Flexibilidad

La flexibilidad puede parecer una contradicción con la consistencia, pero se refiere más a tácticas y ejecución que a la marca en general. No tenga miedo de probar nuevos medios de comunicación con su audiencia. Encuéntralos donde están, en lugar de limitarte a los viejos métodos.

Participación de los trabajadores

¿Quién mejor para mostrar los aspectos únicos de su negocio, que las personas que pasan cada día trabajando en ella?. Si puede inspirar a su personal a representar el nombre de su empresa, ¡puede crear una marca consistente, emocional, con propósito y más creíble también! Todo lo que necesita hacer es asegurarse de que su equipo tenga a mano los recursos adecuados. La defensa de los empleados refuerza la cultura y los valores de la empresa.

Lealtad

Es más fácil mantener un cliente que obtener un nuevo cliente, dice un dicho. Bueno, asegúrese de que sus clientes estén contentos, para que se queden con usted. Recompénselos por ser leales. Esto puede ser tan simple como decir gracias, o puede implicar un programa de lealtad completo con descuentos y obsequios. Cultivar la lealtad de estas personas desde el principio dará como resultado más clientes recurrentes y más beneficios para su negocio.

Conciencia competitiva

Saber quiénes son sus competidores y cómo se representan a sí mismos en el mercado. Preste atención a sus experiencias para aprender qué funciona y qué no, luego adapte su programa con este conocimiento. Tome la competencia como un desafío para mejorar su propia estrategia y crear un mayor valor en su marca en general.